Crónicas de Atlantis

Las Crónicas de Atlantis

Peter David & Esteban Maroto
Colección de 7 números publicados por editorial Zinco en el año 1991, reeditado por ecc en enero de 2018.

En esta reedición el título es algo diferente Aquaman:Las Crónicas de Atlantis, dando así como interpretación que el final de estas crónicas es el principio de Aquaman como se ve al final del post.

Portadas de ecc y el número uno de Zinco, iguales salvo en el título :

 

 

 

 

 

 

 

En estos libros se cuenta la historia de Atlantis así como de varias generaciones de gobernantes con sus intrigas, misterios, gozos y desgracias que conducirían a una gran civilización hacía lo que es ahora, una leyenda perdida en el tiempo.

Es una obra magistral tanto desde el punto de vista argumental como artístico.

Peter David hace un trabajo magnifico para narrar la historia de Atlantis de forma simple pero a la vez contundente y sin cabos sueltos ni perderse en los detalles, casi como si él mismo fuera el redactor oficial de las crónicas, tanto como los diferentes personajes que van desarrollando ese papel a lo largo de la historia.

Esteban Maroto a su vez plasma perfectamente la forma de vida y cómo debía de ser la gente y las costumbres de aquel faro de civilización de la antiguedad. Sí que es verdad que al estilo de Esteban le va más el blanco y negro para resaltar los detalles de su dibujo, pero en este caso no se podía entender el relato sin colores que reflejaran el rico mundo debajo de las aguas.

Libro 1. El Diluvio.

Orín, monarca de Atlantis dirige con sabiduría y entrega su reino, pero como todo reino tiene sus enemigos dentro y fuera de él, las ciudades estado de alrededor asedian Poseidonis, capital de Atlantis, para conseguir su tecnología, dentro de su reino se conspira por miedo a antiguos dioses y rechazan la tecnología en la que Orín basa el bienestar de su ciudad. La gran división entre Orín y los seguidores de la diosa Suula dirigidospor su hermano Shalako fue cuando Orín decidió construir una cúpula que protegiera a la ciudad de exterior y pudieran por fin vivir en paz y ser capaces de no depender de nadie ni de nada, ni siquiera de los avatares del tiempo.

A la vez que se iba construyendo la cúpula más crecía la diferencia entre los dos hermanos, siendo Shalako el que ponía más énfasis en marcar esta diferencia entre sus seguidores en contra de la cúpula y su hermano.

Orín a esas alturas de la construcción recibió dos noticias importantes: laprimera,  que iba a ser padre, algo largamente esperado y deseado; la segunda, un meteorito se acercaba a la Tierra, pero sin consecuencias aparentes.

Shalako, viendo que los dioses no castigaban a su hermano por intentar aislarse de ellos volvió a la corte, eso sí, sin renegar de sus creencias ni de lo que pensaba de la cúpula.

Una vez terminada la construcción de lo que sería la gran obra de Orín todos los pueblos salvajes de alrededor pidieron no ser excluidos de la civilización y que no se aislaran del resto del mundo, Orín, sin estar muy convencido de sus razones les dijo que se pensaría continuar con sus relaciones pero, Shalako, con ayuda de la diosa Suula acabó con ese futuro destruyendo al jefe de los clanes salvajes. Mientras tanto el meteorito que hasta ahora parecía no tener rumbo fijo se acerca peligrosamente a la Tierra.

Narmea, mujer de Orín mientras tanto, sigue con su embarazo y comparte su alegría con las mujeres de la corte así como con sus hijos, entre ellos Dárdanus, hijo de Shalako que, como su padre, tiene un fuerte vínculo con la magia y desea jugar con el bebé, provocando un parto prematuro atendido por la mujer favorita de Shalako, Loma.

Durante la fiesta de bienvenida al bebé se empiezan a forjar alianzas entre los nobles para ver quien conseguirá casar a su hijo con la hija de los reyes, naciendo una competición nada amigable entre Bazil hijo de un noble amigo del rey, y Dárdanus, hijo de Shalako. En mitad de la fiesta, ésta se ve interrumpida por un fuerte temblor, preámbulo del desastre que se avecina.

Los seguidores de Shalako lo vieron como un castigo de los dioses, Orin como un desastre natural que debían parar para salvaguardar a su pueblo. Se decidió entonces utilizar una potente arma para disparar contra el meteorito con la esperanza de destruirlo o al menos desviarlo, pero para ello debían entrar en territorio salvaje. Orín mandó con la misión de informar y pedir ayuda a los salvajes a su mejor amigo Rajar sin saber lo que Shalako había hecho a sus clanes tiempo atrás. El resultado fue la muerte de todos los Atlantes de la comitiva y la cabeza deRajar en una pica. Orín, lleno de odio y venganza llevó el arma hasta las coordenadas desde donde debía ser lanzado, matando a todos los salvajes que encontraban en su camino o intentaban detenerles…fue un exterminio.

El arma fue disparada…sin éxito, el fin se acercaba y cada uno hacía lo que creía que debía, unos, con su familia y amigos, otros como Shalako y sus discípulos, rezando a oscuros dioses que les salvaran, los pocos hombres y mujeres de fuera de Atlantis que quedaban suplicaron hasta la muerte a las puertas de la cúpula por que les dejaran entrar.

Llegó el día, el meteorito chocó entre ruidos, tormentas, tsunamis y horror y la gran Atlantis fue engullida por las aguas.

 

Libro 2. El Ocaso.

Un año lleva Atlantis bajo el agua con la única protección de la cúpula que impide que las aguas y los animales salvajes de las profundidades acaben con todos sus habitantes.

Debido a la tensión la guerra civil es inminente entre los seguidores de Shalako y los de Orín, Con la intención de apaciguar los ánimos Orín decide mandar exploradores en busca de tierra y noticias después del impacto del meteorito, a su vez, Shalako, no se sabe si por provocar a Orín o por evitar la guerra, pide permiso para irse con los suyos a la otra ciudad de Atlantis, Tritonis, ahora inundada por las aguas.

Lo que Orín ni nadie sabe es el trato que ha hecho Shalako con los dioses oscuros para que le den el poder necesario para hacer Tritonis habitable para él y sus seguidores. Llegado el momento de entrar en la ciudad inundada, Shalako ante el asombro de su hijo Dárdanus, mata a Loma, su mujer.

El ambiente en Atlantis no es bueno, la gente está descontenta, hay tumultos y desconfían unos de otros y los animales de fuera de la cúpula acechan como si supieran que su presa pronto será suya. Mientras, los científicos estudian una solución a sus problemas y están más cerca que nunca de conseguirlo, sólo necesitan un voluntario. A todo esto, Cora, la hija de Orín, cada día está más cerca del joven Bazil, que ya desde pequeño está enamorado de ella.

Orín decide no esperar, y prueba en su propio cuerpo la pócima que les hará libres de sus ataduras terrenales y les permitirá salir fuera de la protectora cúpula y ser uno con el mar. Cuando la formula funciona todo el pueblo de Poseidonis se inocula, siendo este un cambio radical que será crucial en el devenir de la historia futura de Atlantis.

Orín, en su ambición de acabar con las diferencias, le ofrece el suero a los seguidores de Shalako y a él mismo, siendo este rechazado por los más fervientes seguidores pero aceptado por la mayoría. Shalako, enojado por el abandono de los suyos conjura un hechizo que convierte a los rebeldes en medio pez-medio hombre, cuando estos volvieron a pedir ayuda a Shalako este les rechazó esgrimiendo que la culpa era toda suya por haberle abandonado. Dárdanus, que estaba escuchando, contradijo a su padre, les contó lo que realmente había ocurrido y cómo habíapedido ayuda a los dioses oscuros para traer la maldición, incitando a sus discípulos a que acabaran con su vida tal como él había hecho con su madre.

Shalako, no pudo huir, fue asesinado por sus propios discípulos mientras Orín, impotente, miraba desde el mar sin poder atravesar la cúpula de Tritonis cómo su hermano moría sin poder hacer nada.

 

Libro 3. Juventud.

Han pasado los años, el joven Bazil se encuentra de cacería con sus amigos para conseguir un trofeo para Cora, la hija del rey en su presentación en sociedad. Como todos los jóvenes son atrevidos e inconscientes y sin saber cómo se encuentran en peligro mortal frente a los tiburones, solo la intervención de los tritones evitó una desgracia. La relación entre los tritones y la gente de Poseidonis seguía siendo tensa a pesar de los años.

Dardanús, al que se creía muerto junto con su padre años atrás reaparece en Tritonis, al principio en secreto y después presentándose en la fiesta de Cora ante el asombro de todos, y alegría de Orín.

Durante el baile se produce un altercado entre Dárdanus y Bazil por la atención de Cora, llegando a las manos e hiriendo Dárdanus a Bazil con un cuchillo. Después de aquello Dárdanus fue expulsado de Poseidonis por un periodo de dos años.

 

Apartir de aquel momento Bazil y Cora fueron inseparables y poco tiempo después se comprometieron para casarse con gran alegría de sus padres y del resto del pueblo de Poseidonis preparando para la ocasión un gran festejo.

Pero esa noche, mientras todos estaban celebrando el compromiso, Cora estaba en su habitación descansando antes del gran día. Cuando menos se lo esperaba se dio cuenta de que había alguien en la habitación, observándola. Dárdanus, saliendo de entre las sombras, se abalanzó hasta ella y abuso de Cora la noche antes de su boda. Cora consiguió herirle y marcarle la cara antes de que se fuera, pero para su desgracia poco tiempo después descubrió que estaba embarazada.

 

Libro 4. La Guerra Total.

Han pasado los años, Poseidonis y Tritonis están en guerra. Bazil es el general de las tropas de Poseidonis y Orín su consejero. Cora es ahora reina después de la abdicación de Orín. Cora, que después de tanto tiempo sigue teniendo pesadillas recordando a Dárdanus, Fiona, su hija, es el único consuelo que le queda.

Regin, el nuevo cronista de Atlantis después de la muerte de su madre y antigua cronista, mientras observa los momentos previos de la batalla rememora cuando años atrás comenzó el conflicto.

Todo empezó el día que Dárdanus se presentó en la corte con un bebé en brazos, cuando Fiona y Regin eran aún niños. Este bebé era especial, no tenía piernas, solo una cola de pez…con esta revelación Dárdanus quería recriminar a Orín por condenar con su suero a todos los habitantes de Tritonis a no poder caminar y no poder moverse libremente por las ciudades de la Atlantida, todavía con la cúpula y con aire en su interior. Pero, Orín, como siempre vio un reto en vez de un problema, y trabajó intensamente para poder inundarla y unirla definitivamente al océano.

Aunque esto debería haber apaciguado el odio de las dos ciudades, las peleas iban en aumento entre los habitantes de Tritonisy los de Poseidonis.

Mientras tanto, la vida continuaba, Regin y Fiona crecieron y se hicieron amantes, y un día, durante una cacería, Regin buscando un trofeo para Fiona se adentró en lo más profundo, llegando a una cueva de donde salía una voz, una voz que parecía de un muchacho hablando con sus ancestros.

Mientras crecía Fiona, su madre Cora, la reina, la forzaba al máximo sobre todo en las artes del combate y la autodefensa, y por mucho que Orín la criticaba por ello y Fiona no lo entendía, la intención de Cora era clara, que no le pasara a su hija lo mismo que le pasó a ella la noche antes de su boda.

Un día, estando de pesca unos hombres de Tritonis se toparon con una bestia enredada en sus redes, antes de matarlo Dárdanus se lo impidió, sólo para descubrir que la supuesta bestia era su propio hijo…

Era el día de la coronación de Cora, todo el pueblo de Poseidonis estaba feliz con su nueva reina, todo era felicidad…hasta que apareció Dardanus para reclamar el trono en nombre de su hijo, el primogénito de Fiona, Kordax, el abandonado.

Fiona, ante toda la corte, contó lo sucedido la noche antes de su boda, cómo aún intentando

criarlo cuando nació, este la mutilo el pecho cuando intentaba amamantarlo y como Bazil lo abandonó.

A su vez Kordax descubrió también que no sólo era diferente en cuanto al aspecto, sino que era capaz de controlar los animales del mar.

En ese mismo momento se declaró la guerra entre Poseidonis y Tritonis por el trono de Atlantis. Una guerra brutal donde se daba rienda suelta a años de rencores y odios entre los dos pueblos.

 

Libro Cinco. El Nacimiento de una Leyenda.

Han pasado los años, un Regin ya mayor, está leyendo las crónicas a los niños que se sientan a su alrededor.

Estos escuchan con atención mientras Regin les cuenta la batalla, la gran batalla donde Kordax, montado en un monstruo sacado de los abismos. Todo parece perdido, las tropas de Poseidonis están perdiendo muchos hombres a manos de los tiburones y otras especies marinas, pero, parece que una vez que las bestias han probado la sangre son difíciles de controlar por parte de Kordax. Viendo que las bestias están desbocadas y que Kordas no las controla, tanto la gente de Tritonis y Poseidonis colaboran para atacar al enemigo común al que ya nadie controla y ataca por igual a unos y a otros.

Mientras, Kordas y Dárdanus se enfrentan en una guerra de egos en la que Dárdanus sale huyendo mientras Kordax se encuentra frente a frente con Regin, al cual hiere.

Mientras Bazil sufre el ataque de un tiburón y le arranca un brazo, creyendo que va a morir no se da cuenta que Dárdanus se acerca y lo tiene a su merced.

Toda la escena es vista en la distancia por Kordax que tiene a Regin como prisionero. Cuando Dárdanus está a punto de dar el golpe mortal a Bazil aparece Orín que le salva en el último momento, luchando con Dárdanus, su sobrino, en una pelea durante mucho tiempo aplazada.

Fiona, a su vez, llega en ayuda de Regin enfrentándose a su hermano mayor en una lucha que parece a muerte.

Regin, mientras tanto, desorientado por la herida, deambula por el fondo del mar cuando se encuentra con Orín y Dárdanus luchando con la espada, entonces se dio cuenta de donde estaba. Era la cueva, la cueva donde años antes había escuchado a un muchacho hablar con su abuelo, enseguida comprendió que era Kordax hablando con Shalako, padre de Dárdanus y hermano de Orín. La lucha entre los dos era cada vez más salvaje, luchaban y se recriminaban al mismo tiempo toda una vida de odios y mentiras, de sentimientos de culpabilidad y miedos. No se sabe si por esto precisamente peroel espíritu de Shalako despertó y en ese momento, Dárdanus, aprovechando la sorpresa asesta un golpe mortal a Orín por la esplada con la esperanza de reconciliarse con su padre y que le perdone por traicionarle cuando era niño. No le sirve de mucho, Shalako quiere la muerte de ambos para con su poder escapar de la cárcel de la muerte donde le tiene los dioses oscuros y aplastar la Atlantida. Lo que que no esperaba Shalako es que el espíritu de su hermano Orín lucharía con él por toda la eternidad con tal de salvar la Atlantida.

Se celebraron los funerales de Orín, el cuerpo de Dárdanus se dejó donde falleció para que lo comieran los tiburones, a Kordax se le perdonó la vida, pero se le corto el brazo como castigo y se le desterró para siempre de Atlantis. A partir de ahí, todos los niños que nacian con el pelo rubio se decía que  tenían la marca de Kordax.

Así se instauró la paz entre los dos pueblos de Atlantis, en la creencia de que si volvían a pelear eso sólo daría fuerzas a Shalako para volver y acabar con todos ellos.

Años después, muchos años después de la leyenda de Orín, en una playa un hombre caza un pájaro, siendo este atacado por otro grupo de hombres armados, pero este, ágilmente se introduce en el agua hasta desparecer.

Mientras en el fondo del mar, en Atlantis está Kraken, maltratando a su hermano pequeño Haumond como suele ser habitual. Pero todo se para cuando un hombre se presenta en la puerta de Atlantis, Atlán, el segundo hijo del rey Honsu y la reina Loreley. Atlán había nacido tan normal como su hermano mayor Kraken, pero siendo aún adolescente el pelo había comenzado a cambiarle de color hasta volverse rubio. Las antiguas creencias perduraban y empezaron a tenerle miedo.

Atlán muestra a todos una realidad que pocos creían posible, un ave que demostraba que no estaban solos y había tierra firme y cielo.

 

Libro Seis. Guerra de Conquista.

Antiguo Egipto, un anciano sumo sacerdote recibe a un joven estudioso de Grecia, Solón, en busca de conocimientos aprender y transmitir.

El sumo sacerdote le cuenta una historia vieja como el tiempo de cómo el pueblo de Gracia luchó contra un enemigo imparable, un enemigo que venía de la Atlantida.

Le cuenta la historia de un pueblo hundido en el mar, salvado

por una cúpula de cristal de roca y cómo ese pueblo se expandió más allá de los confines de su ciudad hasta que descubrió nuevos territorios fuera del agua.

Honsu, el primero de los diez que formaban el consejo cuando esto se hizo público, y bien por miedo a ser atacados primero o por sed de conquistas y aventuras decidió salir a la superficie y ampliar sus territorios con la seguridad de haber ganado de antemano.

No todos los Atlantes están de acuerdo, hay un grupo que se hacen llamar los idílicos, que creen en el mantenimiento de la paz como decían las antiguas creencias.

Una vez que están preparados para salir a la superficie y comenzar la conquista, la reina insiste en que el rey vaya en primera fila, obviamente quiere que muera y Kraken, su hjo mayor, tome el poder. Haumond se da por supuesto que morirá por sus creencias pacifistas.

La guerra comenzó, los Atlantes arrasaban por donde pasaban gracias a su superioridad tecnológica. Cuando no mataban, esclavizaban a sus enemigos o traicionaban a sus aliados temporales. La única voz discordante era Haumond, pero era rápidamente acallada.

Los únicos que les hicieron frente, pero sin mucho éxito al principio en la guerra por mar, fueron los egipcios. Una vez que los Atlantes se adentraron en tierra firme la derrota fue definitiva por el calor, el sol y la inteligencia de los egipcios.

En su huida Haumond se quedó atrás, siendo abandonado por su propio padre. Fue hecho prisionero, y al presentarse ante el faraón para recibir su castigo se identificó como príncipe con la esperanza de salvar a sus hombres, los cuales le tiraron sin bacilar a los pies de su enemigo. El faraón, viendo la nobleza de Haumond y la cobardía de sus hombres le permitió vivir, matando al resto de los prisioneros atlantes.

El faraón permitió a Haumond conocer a No-Amun, el dios vivo. Cuando No-Amun reconoció la lengua atlante se descubrió como descendiente de la Atlantida. Le cuenta cómo unos cuantos atlantes, exploradores que salieron buscando nuevos territorios acabaron en la superficie y, gracias a sus conocimientos, pueblos rudimentarios se convirtieron en el gran Egipto.

Mientras tanto, Honsu dirigía con mano de hierro a sus hombres, algunos ya no tan contentos después de la derrota contra los egipcios.

 

Libro Septimo. El Nacimiento.

El sumo sacerdote llega a la parte que le interesa a Solón, la guerra con Grecia.

Después de la humillante derrota ante Egipto, continuaron por otros territorios hasta que llegaron a Grecia.

Cuando los atlantes llegaron a Atenas estaban bajos de moral,deshidratados y solo continuaban por la insistencia de Honsu y su hijo Kraken. Necesitaban una vistoria rápida para levantar elánimo y no desgastarse mucho, por eso Honsu decidió ofrecer a los atenienses una lucha de los mejores guerreros para decidir la batalla.

Los atenienses aceptaron, y su campeón con muchas dificultades y casi de milagro, consigue

matar al campeón atlante, Kraken.

Honsu, lloró por su hijo, al preguntar qué era esa agua que corría por sus mejillas, el campeón griego se lo dijo, eran lágrimas, lagrimas que no había derramado por su otro hijo, decía esto mientras descubría el rostro del propio Haumond, vestido como campeón griego y artífice de la muerte de su hermano.

Despues de esto, los atlantes se retiraron para volver al fondo del mar.

El sumo sacerdote, estando en su lecho de muerte, recibe la visita de su hermano Atlán, quien lo lleva a la Atlantida para su descanso eterno.

Las crónicas acaban con el nacimiento del hijo de Atlanna, reina de Atlantida siglos despues y Atlán, que dará comienza una nueva leyenda de la Atlantida, Aquaman.

 

Anuncios